Las dos caras de la Justicia: Carlos Forti

A pesar de haber publicado dos cartas, y sin obtener respuestas o explicación alguna, reitero mi asombro, dudas y desconcierto sobre el valor de la “Justicia”.

Considero y acepto que las penas o condenas puedan variar de acuerdo al estado, circunstancia, u atenuantes, pero la “Ley” es una sola.

A pesar del tiempo transcurrido, y debido a mi total falta de conocimientos, no logro encontrar la lógica sobre la decisión de los Sres. Fiscales y Jueces sobre la sentencia hacia mi hijo Leonardo. Como no logre recibir ninguna contestación a las preguntas formuladas con anterioridad, sigo sin entender, porqué, a base de suposiciones, pudieron tomar tal decisión.

A continuación, procedo a hacer una comparación del caso “Urquiza94”con un caso de homicidio ocurrido en la zona rural de Morteros.

Si bien es cierto, no tienen ninguna similitud, tienen un mismo profesional intermitente, el Dr. Felipe Trucco.

En el caso “Vercesi” del cual se encuentra involucrado mi hijo, como abogado querellante (co-Fiscal) y en el caso de la cuidad de Morteros como defensor del imputado.

Detallo ahora las diferencias de los mismos.

1ero. En el caso Morteros, el imputado es autor material del hecho. En el caso de Vercesi mi hijo es Co-Autor, ya quedo demostrado que quién la mató fue Bertotti.

2do. En el caso de Morteros el imputado era la pareja de la victima. Si bien es cierto que no estaban casados, no creo que una simple firma pueda cambiar radicalmente la ley.

En el caso de mi hijo, la carátula sobre Leonardo figura como agrado por el vinculo siendo que mi hijo no conocía ni siquiera a Natalia.

3er. Si bien es cierto que Natalia estaba embarazada, también es agravante que en el otro caso el imputado la mata frente a su hijo de 5 años.

Con estos antecedentes, pregunto al Dr. Trucco, como también a los Dres. Requena y Ferrero, Jueces que avalaron la postura del mismo, con que óptica mira la ley, según su postura, si ella es “una sola”.

Suponiendo que mi hijo se quedó presenciando el crimen, y hacerlo figurar como Co-Autor, pide para él una “Condena Perpetua”.

En el otro caso, a pesar de ser su defendido autor, pide se le condene a un (1) año de prisión, alegado que actúo en un estado de “Emoción Violenta”.

Ahora, yo le pregunto si en el momento de decidir la petición de la pena sobre mi hijo no tuvo en cuenta, que el mismo actúo en un total estado de inconciencia, debido al exceso consumo de estupefacientes.

Reconozco que es su trabajo, como lo manifestó en una oportunidad dando a entender que el mismo es ingrato. Le diré al Dr. Trucco que esta forma de excusarse no la comparto, pues considero no existe trabajo ingrato.

Como el suyo, puedo nombrar algunos específicamente claves, como ser Policía o Agente de Transito, alguien tiene que hacerlo.

Si los mismos son realizados con Justeza, equidad, y hasta en algunos casos con elasticidad no resultan ingratos.

Caso contrario, ellos los hacen ingratos, o terminan siendo ingratos en persona.

Quiero aclarar, con todo esto no quiero increpar al Dr. Trucco por sus decisiones, sino que como suelo verlo en los pasillos de los Tribunales, tenga la molestia de explicarme y hacerme entender su accionar.

Sin mas debido a la falta de explicaciones, y a pesar de que la ley es una sola sigo sin entender a la “Justicia”

Carlos Luis Forti

LE 6.442.530

Subir