Alerta ambiental por llegada al Parque Industrial de empresa que fabrica poderosos pesticidas

Alerta ambiental por llegada al Parque Industrial de empresa que fabrica poderosos pesticidas

Ambientalistas denunciaron que la empresa manipulará glifosato. El peligro de las aguas residuales y la contaminación.

La llegada al Parque Industrial San Francisco  de una fábrica de poderosos pesticidas para el agro, despertó una alerta ecológica  y la preocupación por el impacto ambiental, acrecentado por las falencias que tiene San Francisco para tratar las  contaminantes  aguas residuales de todas sus industrias.

Según la información que trascendió, KEMLAB, FABRICA DE FORMULACIÓN Y FRACCIONAMIENTO DE PRODUCTOS FITOSANITARIOS, una seguidilla de palabras que se pueden traducir como: fábrica de venenos y pesticidas para el campo.  La empresa de capitales estadounidenses tiene una planta en Jesús María y es muy poca la información sobre ella. El grupo presentó ante la Secretaría de Ambiente de Córdoba un informe sobre impacto ambiental. En sus 108 páginas revela que manipulará poderosos componentes químicos, entre ellos el temido glifosato, que según el grupo, no es cancerígeno.

Luis Gaviglio, dirigente ecologista de AMAD ( Asociación para el Medio Ambiente y su Dinámica), habló por FMR 90.7 y alertó sobre el grave peligro que significa  la falta de una laguna para tratamiento para líquidos efluentes en San Francisco, al estar fuera de servicio la  laguna de tratamientos cloacales en Monte Redondo, lugar donde irían a parar los millones de litros de aguas residuales que podría desechar KEMLAB   y que terminarían  arrojados directamente a los canales rurales, algo que ya sucede con los desechos de las cloacas de la ciudad. Además, la contaminación aérea y posibles accidentes, con el consabido peligro para las fábricas vecinas, fueron otras de las preocupaciones del experimentado activista ambiental.

Según pudo averiguar este medio, KEMLAB pretende construir  varios tanques con capacidad de hasta 60 mil  litros de  almacenamiento. Estos datos son conocidos por industriales que tienen sus plantas el Parque Industrial de San Francisco, quienes ya manifestaron su preocupación por el impacto ambiental y sus consecuencias.

Por la peligrosidad del emprendimiento y tal como lo marca la ley, se realizaran en San Francisco audiencias públicas desde el próximo  16 de noviembre. Allí, ambientalistas e industriales se verán las caras y debatirán sobre la radicación  de la fábrica de venenos, que tendría una planta de 15 operarios. La que brilla por su ausencia es la Secretaría de Salud Pública de la Municipalidad de San Francisco, acusada por AMAD  de no haberles entregado información sobre la enigmática KEMLAB. El fantasma del glifosato sobrevuela el Parque Industrial  y su presencia no puede ser ignorada por nadie que le interese la salud ambiental.

  

Subir