El Plan Económico de Macri

El Plan Económico de Macri

Por  Arq. WITOLD KIENDZINSKI -  Es una línea - el límite que define el traspaso entre el revanchismo orientado hacia el pasado y una visión del futuro de la Argentina. ¡Este futuro empezó ya!

¿Cómo es el futuro que empezó ya - bajo Macri? ¿Qué muestran las experiencias de otros países donde se aplicaron soluciones semejantes? Ya que no creo que Macri y sus aliados hayan inventado algo novedoso - no son muy intelectuales. Tal vez ellos mismos no tengan concientizado cuál sería el plan. Hasta ahora, no mostraron nada concreto, lo único que ofrecen son esperanzas. O lo ocultan.

Puntos clave (internos):

- Introducción de un desempleo masivo para reducir los costos de la mano de obra. 
- Desplazamiento de la mano de obra barata al campo para agilizar la producción y exportaciones agrícolas.
- La pauperización de la clase media como método para incrementar la oferta de mano de obra barata.

1/11 Keynesianismo - los privilegios para los exportadores de productos agrícolas

En la Argentina una sociedad funcionante no es advertible - problema típico de Latinoamérica. Lo que hay es un equivalente de una comunidad tribal - la solidaridad conciudadana no existe (un ejemplo, el concepto de „cabecitas negras“ - ¡como si los argentinos fueran un pueblo de rubios!) - los que no pertenezcan a la "tribu" son percibidos como indeseables.

¿Cuál es la tribu de Macri? Son los grandes empresarios. Todo lo emprendido por Macri como presidente está orientado para obrar a favor de la tribu de él. Los conflictos con otras tribus (la clase media, los asalariados en general, la oposición política, los gremios, etc.), siempre serán resueltos a favor de la tribu privilegiada.

Dentro del seno de la tribu de los grandes empresarios - ¿quiénes son los que más efectivamente pueden incrementar sus ingresos? Los exportadores de productos agrícolas. La industria no tiene chances (lo explico en 6/11). Conclusión lógica - la economía argentina hay que adaptarla consecuentemente a las exigencias de los exportadores de productos agrícolas. ¿Cuál es la exigencia principal de ellos? Es el desplazamiento masivo de la mano de obra barata hacia el campo. Sólo así podrá incrementarse la producción agrícola sin subir los costos unitarios, aumentando, de esa forma, las ganancias provenientes de las exportaciones.

2/11 Intransigencia - las reglas a seguir para abaratar la mano de obra

La efectividad de las inversiones es inversamente proporcional a los costos. Los costos de la energía (ejemplo - petróleo), de las materias primas y del capital (créditos), son globales. Tan sólo los costos de la mano de obra varían - son locales. Significa que únicamente en países donde la mano de obra es barata, vale la pena producir. Es por eso que es China (y no, por ejemplo, los EE.UU.) la que inunda el mundo con sus mercancías.

¿De qué dependen los costos de la mano de obra en cada país? ¡Del nivel de vida! En los países más pobres la gente gana menos. Y viceversa - pobres son los países donde le gente gana poco. ¿Cuáles son, entonces, las condiciones indispensables para una inversión masiva y sin riesgo? El país tiene que ser pobre, ¡sin perspectivas de dejar de serlo!

¿Cómo va a lograr Macri que la Argentina siga pobre sin esperanzas de dejar de serlo? ¿Cómo lograr que la Argentina, de un país de economía emergente, como ahora, vuelva a ser un tercermundista clásico? En definitiva, ¿de qué depende lo que gana la gente (en promedio) en un país?

El precio del trabajo, como cualquier precio, es definido por la relación oferta/demanda. Si la demanda por una mercancía sube, manteniéndose la oferta (porque, por ejemplo, no se puede importar más de ese producto) - el precio sube. Y viceversa. ¿Cómo hacer para que los ingresos bajen? Para que baje el precio del trabajo hay que subir la oferta de trabajo más rápido que la demanda por él. O sea - ¡hay que crear desempleo! Valiéndose de despidos masivos - empezando por los ñoquis, siguiendo con otros empleados estatales (son los más fáciles para deshacerse de ellos para un estado), continuando con la atrofia programada de la industria nacional, minimalización de servicios (especialmente, los brindados - por lo menos parcialmente - por el estado, como es la educación) y la destrucción financiera (por ejemplo, a través de la política fiscal o los tarifazos) de las PYMES.

3/11 Explotación - Ford y Marx

¿Por qué, a principios del siglo XX, Henry Ford, al introducir la producción en serie, multiplicó los sueldos de sus obreros? ¿Los adoraba tanto?

A fines del siglo XIX el capitalismo estaba agonizando - los mercados estaban saturados. En la sociedad había dos clases consumidoras y dos productoras - además de los campesinos estaba el proletariado, la clase baja de las ciudades. Esa clase, de veras baja, existía al límite de la subsistencia biológica y su consumo se reducía a lo más precario, indispensable y barato...

Henry Ford se dio cuenta que la única forma de animar a la economía, subir advertiblemente las ventas, era a través de la activación del consumo de las clases bajas. ¡Los trabajadores tenían que convertirse en consumidores! Pero para eso tenían que empezar a ganar bien y los productos tenían que volverse baratos. Una producción masiva para un consumidor masivo. ¡El capitalismo quedó a salvo!

Y ese era, también, el principio del fin de la base de la ideología comunista - del concepto de proletariado oprimido. El proletario, tal como lo conocía Marx, ¡no existía más! De ser la víctima, de ser el semiesclavo del capitalismo, se convirtió en su única esperanza - en el objetivo feliz del consumismo desenfrenado. Ese esquema sigue funcionando hasta ahora en los países del Primer Mundo. A escala global, en cambio - ¡no funciona!

4/11 Nihilismo - la escala global y el Tercer Mundo proletario

O sea, que, a principios del siglo XX, en los países más avanzados del mundo, tuvimos un paso desde una economía bipolar (clases productoras no-consumidoras y clases no-productoras pero consumidoras) a una uniforme - todos consumen de una forma decisiva para el desarrollo económico.

Esa es la escala nacional. ¿Y que pasa hoy a escala global?

Están los países del Tercer Mundo - ¡el equivalente global del proletariado oprimido! El capitalismo globalizado volvió al nivel de fines del siglo XIX. Porque puede darse ese lujo... Los productores no-consumidores (casi todo lo exportan), como China, por un lado, por el otro los consumidores no-productores del Primer Mundo - lo único que aportan para el mercado mundial son chiches tipo autos de lujo, aviones, o armas sofisticadas y creatividad - como diseño industrial, moda, arte, arquitectura, técnica de avanzada... ¡"Alta gama"!

5/11 Desastre - Argentina degradada como productor no-consumidor

¿Pertenece la Argentina al Primer Mundo? Me temo que no... ¡Y Macri lo sabe! Pero eso no lo aflige - ¡todo lo contrario! Para él, el problema principal es que se trate de un país de economía emergente, o sea, un país, donde los ingresos van subiendo. ¡Y eso significa que los costos de la mano de obra van subiendo también! Pero la Argentina tiene que integrarse, para él, entre los países productores no-consumidores, tercermundistas clásicos. ¿Por qué? Porque es la única manera efectiva de incrementar los ingresos de los grandes empresarios (lo explico en 6/11), la única manera de que la Argentina participe de una forma remunerante en el mercado global. Es por eso que se hace absolutamente indispensable la reducción de los costos de la mano de obra, o sea, la introducción de un desempleo masivo, para que los potenciales empleados acepten con gran gratitud aún los sueldos más bajos y empleos precarios dondequiera que sea. De esta forma, los productos argentinos de exportación serán más baratos (y más competitivos en el mercado internacional), y la inversión será más efectiva (traerá más ganancia) - gracias a la reducción de costos. La tribu de Macri, los millonarios locales, podrán multiplicar lo que poseen.

6/11 Zombis - factores indeseables, como la industria nacional

El primer factor de riesgo para Macri es la industria argentina. Por dos razones. Primero, los productos industriales de la Argentina no tienen relevancia global. Por un lado, el nivel de vida es demasiado alto como para competir con los minúsculos costos de la mano de obra china, por otro lado, la industria nacional no tiene oferta de alta gama - en la Argentina no se producen, por ejemplo, autos de la categoría de Lamborghini o, siquiera, Mercedes/BMW. Obviamente, la oferta de la industria argentina alcanza y sobra para el mercado de Latinoamérica, pero ese no es un negocio de magnitud ni remuneración globales. ¿Y qué hay con la producción para el mercado interno? ¡Esa es la peor amenaza para el plan de Macri! ¡Volveríamos, pues, y lo exigido por Henry Ford! Los trabajadores no pueden ganar poco porque, de no ser así, no podrían consumir y la producción para el mercado interno no tendría sentido. Y eso, a su vez, significaría la destrucción del componente principal del plan de Macri - la reducción de los costos de la mano de obra para agilizar las exportaciones de productos agrícolas...

Las PYMES, a su vez, son un factor de riesgo por la misma razón de exigir una sociedad de alto poder adquisitivo, por otro lado, son víctimas fáciles - precisamente por ser pequeñas y no tener posibilidades de ejercer presión sobre el gobierno. Si el poder adquisitivo de la eventual clientela sigue bajando y, por otro lado, los costos (por ejemplo, tarifas) siguen creciendo, el espiral de descenso de la pujanza económica de las pequeñas empresas va a girar cada vez más rápido. El alza de costos obligará a subir los precios reduciendo, más aún, la demanda por los servicios ofrecidos.

Las cooperativas, en cambio, podrían salvarse. Las agrícolas. Si se especializan en productos ecológicos - la demanda mundial por esa clase de mercancía (ecológica y/o ética) está creciendo a paso agigantado. Y si el gobierno no encuentra métodos para destruirlas - las cooperativas no son un componente previsto en el Macri-Plan. Son demasiado independientes, aun las que, siendo orientadas hacia las exportaciones, no significarían una amenaza directa para la parte principal del plan del gobierno referida a la reducción de sueldos reales.

Generalizando puede decirse que un factor altamente riesgoso en este plan, es la clase media. Simplemente Macri no la necesita. En un circo, lo único realmente indispensable además de las bestias, son sus domadores... Y lo que no es necesario - estorba. La pauperización de la clase media, en cambio, le aportaría más mano de obra barata.

7/11 Indecencia - el pago a los buitres como un regalo para los menos necesitados

¿De dónde salió el apuro de Macri de pagarles a los buitres? Hipotecar al país a través de una gigantesca deuda nueva para pagar una vieja, ¡intereses usureros de hasta 1600 por ciento inclusive! Es, obviamente, para abrir el flujo de créditos. ¿Para qué? ¿Necesita un país del potencial de la Argentina de créditos? ¡Obviamente que no! A través de una adecuada política impositiva - altos impuestos para los más ricos - el estado podría recaudar regularmente todo lo que necesite para reinvertir en el desarrollo del país. Y Macri lo sabe... ¡Sólo que de esa forma el progreso de la Argentina estaría financiado por su tribu! Le resulta mucho más deseable hacer uso de créditos extranjeros, porque los que tendrán que pagarlos (altos intereses inclusive) serán todos los argentinos. ¿Y para qué quiere Macri usar ese dinero prestado? Para la infraestructura - caminos, ferrocarriles, etc.. Suena muy bien, todos van a apoyarlo. ¡Especialmente los ingenuos! Porque el desarrollo de la infraestructura también estará subyugado a las exigencias de los exportadores agrícolas - servirá para bajar los costos de transporte y para integrar nuevas áreas de agricultura y ganadería. O sea, todos los argentinos, indirectamente, ¡van a financiar el negocio de unos pocos!

8/11 Negación - la inflación indesinflable

¿Por qué Macri no va a combatir, de una forma efectiva, a la inflación? Porque la situación del peso no le interesa - ¡los exportadores ganan en dólares! La inflación está, macroeconómicamente, a favor de él - afecta principalmente a los asalariados e, indirectamente, a las pequeñas empresas que van a ir quedándose sin clientes empobrecidos por la reducción de su poder adquisitivo. ¡Así logrará más desesperación laboral!

9/11 Satisfaction - la fascinación de Obama

... está muy bien fundada. Los países de economía emergente (no sólo los del grupo BRICS), son una amenaza real para el de facto monopolio económico y político del Primer Mundo, que hasta hoy no logra recuperarse de la crisis del 2008. Si la Argentina (¡y es un país muy grande con un potencial gigante!) vuelve al esquema de una economía clásicamente tercermundista (primordialmente exportaciones de productos agrícolas y de materias primas), su neocolonización política (reactivación de la Doctrina Monroe respecto a ella) será mucho más fácil. Gracias a la colaboración entusiasta de Macri, ¡será casi automática! La perspectiva (¡obviamente, sin Macri!) era que la Argentina se una a los BRICS formando así ABRICS. Caso olvidado - Obama y la Merkel, ¡felices!

Podemos, obviamente, especular que a largo plazo ocurrirá, a escala global, lo que a escala nacional pasó ya a principios del siglo XX - los países del Tercer Mundo terminarán convirtiéndose en consumidores para subir así de una forma indispensable la demanda global capaz de absorber una oferta saturante. El Tercer Mundo desaparecería. ¿Cuándo sería? ¿Tal vez cerca del 2050 pueda empezar ese proceso? Y, tal vez, a fines del siglo, termine... No será, por lo tanto, ¡ni para nosotros ni para nuestros hijos! Sería mucho más sensato emerger del tercermundismo, ¡ya! Pero eso será posible recién cuando Macri y sus aliados desaparezcan del panorama político.

10/11 Keynes, de nuevo, los medios a la Orwell y el pánico por desempleo

Dos componentes podrían prolongar la subsistencia del sistema Macri. Y el factor tiempo es muy importante - si no se va este año, puede ser que hasta el final de su presidencia se establezcan mecanismos destructivos difícilmente reversibles. El paso de la Argentina del tercermundismo a una efectiva economía emergente quedaría postergado por decenios.

El primer componente es la monopolización de los medios que ya progresa a paso agigantado y cuyo resultado sería la monopolización informativa (o, mejor dicho, propagandística) del mercado. La consecuencia sería, a su vez, una convicción omnipresente de la ausencia de alternativas para lo introducido por Macri... El pluralismo se convierte en autoritarismo.

El segundo componente, mucho más efectivo, sería la desesperación laboral - un desempleo masivo despojado de apoyo por parte del estado y una situación donde solo simpatizantes del macrismo tendrían chances de lograr una subsistencia fuera del margen de la miseria... Psicoterror laboral de parte del estado.

11/11 Ilegalidad? Imposible!

Eso sí - ¡en la Argentina de Macri no habrá corrupción ni robo al estado! Los paraísos fiscales off shore, tampoco serán necesarios - ¡Macri va a dictar la política fiscal! Y la corrupción es una forma ilegal de solucionar conflictos de intereses. Bajo Macri no habrá conflictos - los que no pertenezcan a la tribu, quedarán, por razones que enumeré arriba, totalmente al margen. ¿Y el robo? El país estará administrado como una empresa privada, será, prácticamente, una propiedad de los grandes empresarios... ¿Qué sentido tendría robar lo que le pertenece a uno?

¿Cuán seguro es que ese sea, realmente, el Macri-Plan? Como dije - es, tan solo, una compilación, una hipótesis, a base de lo sucedido en otros países en una situación semejante. Seguro no es - ¡es CASI seguro!

                                                      

 

 

Subir