Luego del derrumbe de la loza en la Escuela ProA quedó al descubierto graves problemas en la construcción de dicha obra.

Luego del derrumbe de la loza en la Escuela ProA quedó al descubierto graves problemas en la construcción de dicha obra.

Si bien en distintas notas periodísticas funcionaron provinciales afirmaron que la obra avanza la realdad no es tan así.


Hasta el momento del derrumbe en la obra trabajaban 12 personas. Cinco de ellas fueron las que sufrieron lesiones y hasta el momento solo uno volvió a trabajar, los demás siguen haciéndose los estudios correspondientes debido a las heridas que sufrieron.

La empresa que está a cargo de la construcción  del colegio es Pogliano Construcciones, pero la realización de la loza había sido tercerizada a una empresa de Córdoba capital, cuyo nombre no transcendió. Luego del accidente y de buscar las causas del derrumbe, surgió un enfrentamiento entre estas dos empresas para definir quien se hacía cargo de los gastos ocasionados que suman más 200 mil pesos. Hasta el momento la loza no se realizó nuevamente y los empleados que quedaron siguen realizando otras tareas.

Según datos precisos, también en la obra se realizó un relevamiento por parte de funcionarios provinciales, los caules habrían descubierto que los avances de obra  no coincidían con lo que figuraba en el informe presentado por la empresa. Por ejemplo: hay partes de electricidad que según la constructora estaban hechos, pero en la obra no había nada, como así también otros trabajos que estaban asentados como “terminados” pero solo lo era en los papeles, no así en la realidad.

Otro dato importante es que los trabajadores no cuentan con los elementos de seguridad que se requieren en este tipo de obras.

 

El derrumbe

El miércoles 10 de enero al mediodía, cuando la loza estaba casi finalizada, cedió un parante y se vino abajo más de 70% de la misma. Los albañiles que estaban culminando la loza reaccionaron a tiempo y quedaron colgados de distintas mayas que había en el lugar.  De lo contrario habrían quedado sepultados bajo los escombros. La Uocra brilla por su ausencia

 

Lo que pasa en esta obra no es distinto a otras. Luego del accidente miembros de la Uocra fueron a la obra pero no se contactaron con los obreros, se reunieron con el constructor y hasta el momento no se conoce que determinación tomaron. Los albañiles fueron asistidos por la A.R.T.

 

Subir