Cuatro muertos, muchas lágrimas… pero poca conciencia

Cuatro muertos, muchas lágrimas… pero poca conciencia

En apenas 37 días que lleva este 2018 cuatro personas perdieron su vida en accidentes de tránsito cuando conducían motocicletas. Todos ellos jóvenes… apenas comenzaban a vivir la vida. Cada vez que esto sucede, en las redes sociales se lamentan las pérdidas y los usuarios dejan en cada mensaje un manual de cómo debemos conducir. Sin embargo, cuando salimos a la calle nos damos cuenta que detrás del teclado la tenemos clara… pero no  así en la calle o en la práctica, dado que quienes se conducen en motocicletas –en su gran mayoría- parecen haber perdido el respeto por cualquier ley, o lo más grave por su propia vida.

Darse un vuelta por la ciudad en estas noches de verano nos dejará una imagen patética de lo que ocurre: conductores haciendo willi en cualquier calle de la ciudad –no importa si es 25 de mayo o la ruta 19-, picadas en motos que hacen ruidos infernales, circulando por veredas o en contra mano, sin respetar semáforos, sobrepasando incorrectamente a los autos a alta velocidad, sin casco, sin luces y hasta con tres o cuatro personas subidos en la misma moto.

A esto hay que sumarle las “banditas” de motociclistas que desafían cualquier orden y no tienen temor en desafiar a policías de tránsito o a quienes se crucen en su camino. En los barrios las cosas empeoran y cualquier calle es una pista de carrera o para exhibir quien es capaz de hacer mejores “piruetas” sobre dos ruedas, incluso ante la mirada de los adultos que “festejan” estas hazañas.

Nadie puede perseguirlos porque se podría generar un accidente… y está claro que tampoco ningún policía de la provincia o de tránsito va a poner en riego su trabajo para perseguir estos mal llamados  motoqueros.

Así las cosas, entiendo que en algunas familias les importa poco la vida de sus hijos… no es posible que no se enteren nunca de lo que estos hacen, siendo que en su mayoría son menores. Sino ponemos nuestra mayor voluntad como padres para educarlos y no permitirles que circulen como lo hacen, vamos a seguir padeciendo estos lamentables hechos… Por como se conducen algunos motociclistas, tenemos que agradecer que no haya más muertes…

 

Subir