Investigación paralela al asesinato en la veterinaria: Elevan a juicio causa por coacción

Investigación paralela al asesinato en la veterinaria: Elevan a juicio causa por coacción

La fiscal Leonor Failla elevó a juicio la causa judicial que se les sigue a tres personas acusadas de  pedir dinero al veterinario Ferrero, para que no se conozca supuesto plan que tenía Vietti Colomé para asesinar a su hermano.

 

En las últimas horas la justicia elevó a juicio la causa judicial por Coacción que se le sigue a Melina Fiore (37), Martín Amesa (33) y Omar "Funyo" Funes (62), acusados de pedirle una suma de dinero al veterinario Roberto Ferrero, para no denunciar en la justicia los supuestos planes que tenía Vietti Colomé (amigo de Ferrero en aquel momento) para asesinar a su hermano por una disputa familiar que habría existido entre ellos en torno a una suculenta herencia.

La historia comenzó a tomar forma luego de que el Jorge “turco” Jaider fuera asesinado en la Veterinaria de Hérnan Vietti Colomé. En una primera etapa se creyó que el veterinario se había defendido de un asalto, pero luego la justicia determinó que entre la víctima y victimario existía una relación previa.

Esa relación era conocida por uno de los ahora imputados, “funyito” Funes, dado que era amigo de Jaider, y según sus propias palabras, participó de esas supuestas negociaciones donde Vietti Colomé les había encomendado a ambos terminar con la vida de su hermano a cambio de dinero.  

El cuadro lo completaba con Roberto Ferrero, quien habría sido el nexo entre su colega y los sicarios contratados (Jaider y Funes), de acuerdo a lo que se desprende de la investigación.

Luego de que Jaider fuera asesinado a golpes por Vietti Colomé, Funes, en conjunto con Melina Fiore (hija de Jaider) y la  pareja de esta mujer -de apellido Amesa-, comenzaron a extorsionar a Ferrero, pidiéndole 300.000 pesos para no contar en la justicia todo lo que ellos sabían.

Al encontrarse acorralado,  Ferrero decidió denunciar lo que estaba pasando y los tres extorsionadores fueron detenido por la justicia y acusado de coacción. Antes de eso, Funes fue a los medios y contó toda su verdad, lo que sirvió como prueba en la otra investigación (el asesinato en la veterinaria) para demostrar que Jaider y Vietti Colomé se conocían de antemano.

Todo esto ocurrió poco días antes que el veterinario sea detenido y cambie la caratula de la causa. 

Los tres acusados, de no existir oposiciones de los abogados defensores, y previa confirmación del Juzgado de Control, deberán sentarse en el banquillo de los acusados como responsables del delito de Coacción. Los dos hombres imputados cuentan con antecedentes penales y una nueva pena podría dejarlos tras las rejas, a pesar que la condena para este delito es menor.

Melina Fiore y Martín Amesa (33), son representados por el Dr. Mario Ruiz, mientras que Omar "Funyo" Funes es asistido en la defensa por el asesor letrado Alejandro Fauro.

 

 

 

Subir