Policías baleados en la ruta: habrían detenido a otro de los partícipes del hecho

Policías baleados en la ruta: habrían detenido a otro de los partícipes del hecho

Gendarmería Nacional habría detenido a otro de los supuestos autores de los disparos que hirieron a dos policías de Seguridad Vial de Santa Fe el viernes último por la noche en la ruta 19. Total hermetismo en la investigación. Se agrava la situación de los policías.

En la jornada de ayer Gendarmería Nacional habría logrado la detención del restante malviviente que habría participado del tiroteo  en la ruta 19 que dejó a dos policías heridos y un móvil policial quemado.

Por el momento la investigación se encuentra en manos del Juzgado Federal de Rafaela y existe un total hermetismo en la causa. Algunas fuentes extraoficiales manifestaron que la detención de este sujeto se llevó adelante en la vía pública, pero no se conocieron mayores detalles del operativo ni los datos filiatorios del acusado.

Tampoco se conoce cuál de los dos detenidos es el responsable de los disparos que hirieron a los uniformados, o si bien ambos participaron de manera activa en el tiroteo.

Algunas de las fuentes consultadas por este medio daban cuenta que el titular del vehículo abandonado  en la ruta por los delincuentes también había sido detenido pocas horas después del suceso, pero esta situación no pudo ser confirmada hasta el momento.  El Toyota Corola en cuestión habría estado registrado a nombre del padre de uno de los detenidos, de apellido Ludueña.

También existen muchas dudas sobre lo ocurrido en el supuesto control policial montado en la ruta 19. Uno de los detenidos habría manifestado a su círculo íntimo que los policías los estaban esperando y querían quedarse con la droga y el dinero que había en el auto. Esa habría sido la condición para dejarlos seguir. Al no llegar a un acuerdo se habría producido una discusión, el posterior tiroteo  y la desesperada huida en el móvil policial, abandonando los delincuentes su vehículo, la droga y el dinero que llevaban.  

Todas estas situaciones son las que investiga la justicia Federal de Rafaela, la cual tendría grandes sospechas sobre el accionar policial en la ruta.  Es por eso que todos los procedimientos relacionados a esta investigación son realizados por Gendarmería Nacional, y no por la policía de Santa Fe.

Otro dato que se conoció es que uno de los detenidos posee una grave enfermedad. Se trataría de Lupus, una dolencia que necesita tratamiento de por vida y que por lo tanto podría beneficiarlo ante la justicia, teniendo acceso a prisión domiciliaria.  Ya existirían antecedentes de una condena anterior, donde el acusado la habría accedido a este beneficio.

Vale la pena recordar todo comenzó el viernes pasado por la noche cuando dos policías de Santa Fe fueron baleados en un supuesto control de rutina. Posteriormente, los malvivientes le robaron el móvil policial y luego lo incendiaron en Barrio Acapulco en Josefina.

La justicia investiga también el proceder de los uniformados, los cuales habrían montado un control sin autorización de la superioridad, y en los bolsillos de uno de los policías heridos se encontró una importante cantidad de droga y la lleve de automóvil en el cual se movilizaban los delincuentes, situación que no coincide con el accionar que deberían tener los agentes de la ley en procedimientos de este tipo.

 

Subir