Una familia necesitó $21.076 en julio para no ser pobre

Una familia necesitó $21.076 en julio para no ser pobre

Según el Centro de Almaceneros de Córdoba, el mismo grupo integrado por dos adultos y dos menores requirió $12.926 para no ser indigente.


Una familia tipo, integrada por dos adultos y dos menores, requirió en julio un ingreso de 21.926,89 pesos para no ser pobre y de 12.926,17 pesos para no ser indigente, según un informe del Centro de Almaceneros de Córdoba.De esta forma, el precio de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) aumentó 4,25 por ciento en comparación a junio pasado, mientras que la Canasta Básica Total (CBT) sufrió un incremento mensual del  2,60 por ciento.

En tanto, el volumen de las ventas en almacenes y autoservicios registró una caída de 1,07 por ciento en relación al mes pasado, mientras que en la variación interanual mostró un descenso del 2,23 por ciento.

 

Pronostican suba de precios en los  supermercados 

 

Se prevé un incremento del 40% de la carga impositiva para estos comercios, como consecuencia de la suba de la luz y la quita de subsidios.Los precios aumentarían tras el anuncio del ministro de Energía sobre el aumento generalizado en la tarifa de la luz para todos los sectores.

Tras el anuncio del ministro de Energía Javier Iguacel sobre el aumento generalizado en la tarifa de la luz para todos los sectores, los supermercados adelantaron que la medida provocará un incremento en la carga impositiva del 40% desde agosto.

En este marco, el incremento en el servicio se deberá trasladar a los precios de los productos, ya que se eliminarán los subsidios que recibían. Así lo confirmó Ricardo Zorzón, presidente de la Cámara Argentina de Supermercados.

“Estamos con una carga impositiva demasiado alta, es difícil no trasladar un nuevo costo. Le pedimos a las autoridades que nos bajen nuestros costos operativos, que nos bajen los impuestos. Son demasiado altos”.Asimismo, detalló: "Los costos operativos en los supermercados hoy están en un 35%, de los cuales alrededor de un 20% se van en sueldos, y el resto en impuestos y alquileres", por lo cual "todo lo que viene por arriba de eso hay que trasladarlo a precios". El aumento afectará además a las PyMEs, que deberán afrontar una suba de entre un 10 y un 20%, y de alrededor del 24,4% para el consumidor residencial.

Subir