Reconocieron al gitano, su cómplice podría quedar en libertad

Reconocieron al gitano, su cómplice podría quedar en libertad

Ayer se realizó una ronda de reconocimiento en los tribunales locales, y uno de los detenidos en el intento de estafa a un jubilado, ocurrido la semana pasada en nuestra ciudad, fue reconocido por la víctima. El otro implicado no. Ambos continuarán detenidos por ahora, y uno de ellos será trasladado a Santa Fe donde tiene varias cuentas pendientes con la justicia.

En la jornada de ayer martes, en los tribunales de San Francisco, la justicia ordenó una ronda de reconocimiento para identificar a dos detenidos acusados de estafar a un anciano en la localidad de La Francia, y de un intento similar en San Francisco, en el cual fueron descubiertos y detenidos.
Dicha ronda de reconocimiento arrojó resultado positivo para uno de los implicados, mientras que en el restante el resultado fue negativo.
Desde la justicia aseguraron que ambos por el momento continuarán detenidos, pero el detenido que no fue reconocido podría recuperar la libertad cerca del fin de semana, pero seguiría implicado en la investigación.
Por su parte, el detenido perteneciente a la comunidad gitana será remitido a la justicia de Santa Fe, donde tiene unas 20 causas pendientes por delitos similares y existía un pedido de captura en su contra.

Los hechos de estafas
En la vecina localidad de La Francia, la víctima fue un hombre de 89 años, de apellido Farías, quien mediante el cuento del tío fue despojado de 5000 dólares (200.000 pesos).
Ambos hechos tuvieron lugar el martes 23 de julio. El primero, alrededor de las 11 de la mañana, el vecino de La Francia recibió un llamado de una mujer que se hizo pasar por su hija, quien le pidió que preparara todo el dinero que tuviera ya que los “fondos buitres” le iban a quitar la mitad. Por tal motivo, iría el supuesto hijo del gerente del banco local a retirar el dinero, lo que terminó ocurriendo.
En el segundo, en horas de la siesta y ya en San Francisco, fueron descubierto por Hugo Gallo, cuando recibió un llamado telefónico de una mujer que se hizo pasar por su nieta, quien quiso engañarlo con el ardid del cambio de billetes, en este caso también dólares.
Gallo se dio cuenta de la maniobra y con otro teléfono puso en aviso a la policía. Una hora después, con la colaboración del jubilado, los uniformados detuvieron a estas personas.
Estos tienen 35 y 42 años, domiciliados en las localidades de La Puerta (Córdoba) y Esquina (Corrientes). El primero vivía actualmente en barrio Acapulco (Josefina). Se conducían en un auto Toyota Etios, de color gris, que fue secuestrado al igual que teléfonos celulares y dinero en efectivo: más de mil dólares.

Subir