Siete meses de la muerte de Maru: “El dolor es cada vez mayor, nos falta su risa”

Pronunció de manera entrecortada pero con la entereza ejemplar de una madre luchadora, Isabel Barraud de Ellena a siete meses de la muerte trágica de su hija en manos de un menor al volante.  “De esa familia nunca recibimos ni una llamada ni un gesto…ellos tienen a su hijo en casa, nosotros no la tenemos más” dijo a EL TIEMPO en una charla íntima.

Trabajando en el consultorio bioquímico dela Asistenciay con el apoyo de sus compañeros y amigos, Isabel se ha constituido en uno de los dos pilares fundamentales- junto a su esposo Hugo- de una familia que se vio destrozada el pasado 7 de setiembre cuando recibió la noticia del fallecimiento de su hija mayor. Mariana tenía tan solo 22 años, se había recibido de profesora de Educación Física y por la imprudencia de un menor al volante, perdió la vida en una esquina de la ciudad de Córdoba.

“Al principio estás como shockeada, no entendés mucho, te abrumás por lo que pasó, pero a medida que el tiempo pasa la ausencia se nota y el dolor se acentúa cada vez más” pronunció Isabel mientras repetía “máxime cuando llegan estas fiestas, como la de Pascuas y uno recuerda que el año pasado estábamos todos juntos, ella peleando con sus hermanos por los huevitos y ahora no está más”.

Sin bajar los brazos y con la entrega denodada de una madre firme, Barraud dijo que “por primera vez este año entendí el dolor que pudo haber sentido la virgen María…El Vía Crucis, como nunca, es algo que no lo resisto realmente porque es vivir en carne propia esa pérdida de un hijo”.

Es que ese llanto a escondidas, el tratar de no quebrarse frente a los demás se dificulta cuando en la casa, los hermanos aún esperan ver llegar a Maru de Córdoba como lo hacía habitualmente “al tener dos hijos más pequeños, nosotros tenemos que sobreponernos y entender cómo llora su hermanita porque la extraña y no lo puede entender o el dolor de estómago del hermano que lo demuestra de ese modo porque está en una etapa de la adolescencia” dijo y agregó “cuando te das cuenta de que todos estamos sufriendo porque a ella no la tenemos más nos unimos como familia y lo pasamos juntos al dolor. Se aprende.”

Sintiéndose acompañada por una sociedad que no olvida y pide justicia, Isabel recordó que “Sentimos que está en todos lados, con esas remeras que han hecho y se han puesto cantantes, deportistas, ahora el campeonato de hockey que va a llevar su nombre…ella que adoraba a sus Charitas” proclamó con una mirada que deja ver el dolor que invade su alma y subrayó “eso a nosotros nos da como un empujoncito para poder seguir”.

Agradeciendo al periodismo y a la gente que “se ha puesto la camiseta por esta causa”, la mamá de la joven pide que la justicia actúe de igual manera. “Siempre se dijo que los tiempos de la justicia son lentos pero nosotros esperamos de que llegue y pronto porque, como me dijeron hace muy poco, el duelo no se puede hacer sin justicia, aunque a Maru no me la devuelvan más” señaló.

Dolor e indignación

Cuando en diciembre del año pasado, el menor que atropelló a Mariana quedó en libertad para pasar las fiestas con su familia “sentimos un dolor inmenso, nosotros no la teníamos y el culpable estaba y está aún en su casa, con su mamá…Esas son las cosas que no se entienden..te da bronca, impotencia” manifestó mientras agregaba ”si al menos hubiéramos recibido de la otra parte alguna llamada, un gesto, pero nada….”

En ese ámbito de impotencia e impunidad hasta la hermanita menor de Maru se vio confundida y ofuscada “Rocío le escribió una carta al juez y me cuestionó el porqué el papá de ese chico había podido publicar una carta y ella que se la había mandado en forma particular, no se la habían contestado….Te deja pensando y tiene razón” contó.

Sin intentar buscar una respuesta a semejante injusticia “me dijo un sacerdote que nunca me pregunte el porqué, ya que no lo iba a encontrar” Isabel sigue de pie junto a su marido en una lucha que trasciende la muerte de su propia hija. Con al junta de firmas para cambiar la ley de delitos viales que será aplicada para casos posteriores a los de Maru y con marchas incansables pidiendo justicia, estos padres del dolor- que se han visto unido a muchos pares que han pasado por similares situaciones- son más que un ejemplo de constancia y de fe. Su lucha apenas comienza y una lucecita, desde lo alto, siempre estará encendida para ayudarlos a afrontar los avatares de una situación que, como padres, nadie imagina tener que atravesar alguna vez.

…………………………..

“Estamos al aguardo de una definición”

Dijo a EL TIEMPO el abogado de la familia Ellena, el Dr. Carlos Palacio Laje en cuanto a la situación en que se encuentra actualmente la causa por la muerte de la joven de 22 años. La misma se halla enla Cámarade Acusación que será la encargada de definir qué Juez será el encargado de proseguir con la misma y pedir su elevación a juicio.

Para explicar mejor lo sucedido, el letrado familiar dijo que el tema “se encuentra en una meseta, estamos esperando ya que la causa ha llegado a Acusación que es una especie de cuello de botella de la justicia”.

Vale recordar que fue el fiscal Moyano quien, a finales del año pasado requirió elevar la causa a juicio por tres hechos: picadas, homicidio y encubrimiento. Solo en la de homicidio se juzga al menor únicamente, en las otras hay mayores de edad también que son quienes lo acompañaban al momento de ocurrir el incidente y a posteriori también.

“Cuando el fiscal cambia la carátula y el menor recupera su libertad se presenta una oposición que se basa en saber a quién le corresponde la causa por homicidio. El juez de Control Gustavo Reinaldi y el de Menores, Dr. González del Solar, presentaron diferencias de criterios por lo cual debe intervenirla Cámarade Acusación” dijo el abogado de la familia de nuestra ciudad.

Es que por el lado de Reinaldi, el magistrado se declaró incompetente para decidir la elevación a juicio del menor acusado de homicidio culposo agravado y le “pasó” la causa al Juez de Menores quien tampoco se hizo cargo.

“Enla Cámarallegan todos los litigios de las oposiciones entre los jueces de control por lo cual habrá que esperar, ya hace un mes que está allí y creemos que debe estar en análisis pero no podemos hablar de tiempos” dijo Palacio Laje.

Asimismo explicó que “sila Cámarade Acusación decide que la causa la continúe el Juez de Control, el mismo puede realizar el juicio pero la pena que se le imponga al menor se le otorga una vez que halla cumplido la mayoría de edad. En tanto si se dispone que sea el Juez de menores quien continúe al frente, no se podrá juzgar hasta que el chico tenga los 18 años”.

Ya sea de una u otra forma, el caso por homicidio que solo involucra al menor que atropelló y dio muerte a Mariana se encuentra varado hasta tanto se resuelvan los pasos a seguir.

“Este caso va más allá de Maru, representa la lucha para que la justicia adopte criterios más rigurosos en accidentes viales y que no se hable solo de imprudencia” destacó el Dr. Palacio Laje.   

Subir