Narcocheto

Narcocheto

Autos importados de alta de gama, gastos mensuales exorbitantes para cualquier vecino y sin ninguna actividad registrada, prendieron la luz de alarma a los investigadores. Otra vez volvió a caer.

El nivel inusual de vida fue el detalle que lo llevó otra vez a la cárcel. Es al menos la tercera vez que cae preso en causas relacionadas con narcotráfico. Había recuperado la libertad hace muy poco tiempo, pero no tardó en caer en la tentación del dinero fácil.

Se trata de Aldo Ferrero de 50 años, quien cayó detenido junto a su pareja Gabriela González y a una amiga de esta última. El hijo de Ferrero se encuentra prófugo y es buscado por la justicia, ya que también participaba del “negocio” y posee antecedentes al igual que la pareja de su padre.

El hombre en cuestión poseía al menos cuatro autos de alta gama, a pesar de que no estaba registrado con ninguna actividad comercial y tampoco tenía  trabajo. Según la investigación, se movía en un BMW, una camioneta Amarok, un Audi Q 5 y un Citroën, todos ellos último modelo y de gama superior.

También habrían acreditado un nivel de vida que demandaba gastos semanales de más de 50.000 pesos. Todas estas cuestiones despertaron la curiosidad de los investigadores que conocían sus antecedentes, y se preguntaban si  este hombre estaba otra vez en “la misma”.

No se equivocaron, su ambición lo llevó a caer otra vez, y en esta oportunidad además de narcotráfico deberá enfrentar cargos pos “distribución”, situación que agravaría su pena, sumado a que es reincidente en este tipo de delitos.

Vale la pena recordar que Aldo Ferrero (50), con domicilio en la ciudad de Morteros, fue arrestado a mediados de noviembre sobre la Ruta provincial 17, en el acceso oeste a la localidad de Altos de Chipión cuando conducía un automóvil Peugeot 408 dominio NUK-510. Al ser revisado el vehículo, la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) encontró oculta en una parte del motor un envoltorio que contenía 1,054 gramos de cocaína.

Sobre esta particular persona, los antecedentes se remontan al año 2005 cuando fue detenido por primera vez. Uno de los policías que participó en dicha detención, apareció sin vida en un supuesto accidente ocurrido en Villa Trinidad.

 

 

Subir